Automatización & IA: el futuro de las Smart Cities

América Latina es el área en desarrollo con mayor tasa de urbanización del planeta. La tendencia estimada por la Organización de las Naciones Unidas indica que, en 2050, el 90 % de su población habitará en megaciudades (áreas metropolitanas de más de 10 millones de personas), que se han convertido en los puntos focales del desarrollo latinoamericano.

Frente a esta creciente urbanización, se hace imperativo planificar las ciudades, logrando que estas sean cada vez más sustentables, inclusivas y tecnológicas. Las Smart Cities en Latinoamérica apuestan por varias áreas de desarrollo: sostenibilidad medioambiental, transporte, empleo, seguridad y competitividad. En base a Markets&Markets, se espera que el tamaño del mercado de las ciudades inteligentes aumente de USD 308,0 mil millones en 2018 a USD 717,2 mil millones para 2023, a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) de 18.4% durante ese período.

El modelo ideal de una ciudad inteligente se basa, principalmente, en los siguientes subsistemas. Generación distribuida: consiste en que las ciudades inteligentes cuenten con generación eléctrica repartida por el territorio, a través de un abastecimiento individualizado (micro-generación), no centralizado. Smart Grids: se conoce como Smart Grids a las redes inteligentes interconectadas, las cuales poseen una circulación bidireccional de datos entre el service center (o centro de control) y el usuario. Smart Metering, se trata de la medición inteligente de los datos de gasto energético de cada usuario, a través de telecontadores donde se realizan las lecturas a distancia y a tiempo real. Smart Buildings: los edificios de la Smart City se convierten en inteligentes como modelo de eficiencia. Edificios domóticos que respetan el medioambiente y que poseen sistemas de producción de energía integrados. Smart Sensors: los sensores inteligentes tienen la función de recopilar todos los datos necesarios para hacer de la ciudad una Smart City. Son parte fundamental para mantener la ciudad conectada e informada, y hacer que cada subsistema cumpla su función. eMobility: implantación del vehículo eléctrico y los respectivos puestos de recarga públicos y privados. Tecnologías de la información: ayudan a la hora de controlar los diferentes subsistemas que componen la Smart City. Mediante ellos los ciudadanos y las entidades administrativas pueden participar activamente en el control de la ciudad. Smart Citizen: los ciudadanos son sin duda la parte fundamental de una Smart City, ya que sin su participación activa no es posible poder llevar a cabo estas iniciativas.

Mayor uso de Inteligencia Artificial y Machine Learning: Las soluciones de IA y ML se han convertido en una parte integral de muchas industrias. Ahora están allanando el camino hacia las iniciativas de ciudades inteligentes, con el objetivo de automatizar y avanzar en los procesos. Expansión de Infraestructura EV: Se llevará a cabo una expansión de la infraestructura de vehículos eléctricos (EV) que hará que las ciudades del futuro sean más limpias y silenciosas. Esta transformación aceleraría la capacidad de las ciudades para cumplir con los objetivos climáticos y optimizar la inversión en infraestructura de red.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *