Internet of Things: a paso firme en América Latina

El desarrollo de Internet of Things (IoT) está impactando todos los segmentos del rubro IT, desde la infraestructura, seguridad y redes, pero también software de aplicaciones, hardware, de a pocos planos de servicios como contact center. 

Hoy hay que dedicarse no solo a IoT, sino a IoT aplicado a objetivos y quehaceres concretos que tengan ciertos verticales o tipos de empresas. Cada vez va a tomar más rubros, pero los desarrollos se deben hacer desde la necesidad, de abajo hacia arriba, y no al revés de elegir primero y luego ver cómo se lo aplica. 

En América Latina, 995 millones de dispositivos estarán conectados al Internet de las cosas en el 2023, según estimaciones de la consultora Frost & Sullivan. De alcanzar esta cifra, América Latina habrá crecido a un ritmo de 26.7% en este sector. Por otra parte, en base a un informe elaborado por GSMA, el mercado global de IoT alcanzará en 2025 unos ingresos de 1,1 miles de millones de dólares y evolucionará de un mercado centrado en la conectividad a uno enfocado en las plataformas. Este aumento de dispositivos conectados permitirá a las empresas conocer mejor a sus clientes. Estos datos permitirán a nuevos competidores entrar en escena, pero también representan retos nos solo para las grandes empresas, sino también para las micro, pequeñas, y medianas empresas (MiPyME), además de los gobiernos. 

Los gobiernos no solo tienen la tarea de promover el desarrollo del IoT, sino también deben evitar que la brecha digital se amplía por la presencia de estas nuevas tecnologías. Con este objetivo, los gobiernos deben buscar maneras para impulsar a las MiPyMEs tecnológicas y promover la adopción de esta tecnología en este tipo de empresas. 

En América Latina y el Caribe, las MiPyMEs representan el 99% de las empresas y son las generadoras del 67% de los empleos de la región. Por ello, es importante que los gobiernos den atención constante a estas empresas en el desarrollo de sus agendas nacionales de IoT.

El ámbito industrial copa actualmente el 41% del mercado mundial de Internet de las Cosas, siendo su principal y más prometedor ámbito de actuación. Un fenómeno que tendrá calado en segmentos que van desde el seguimiento de mercancías en tiempo real al control de drones profesionales. 

El Industrial Internet of Things (IIoT) consiste en maquinaria conectada a Internet y en avanzadas plataformas de análisis que procesan los datos que se producen. Los dispositivos IIoT van desde diminutos sensores ambientales hasta complejos robots industriales. Si bien la palabra «industrial» puede referirse a almacenes, astilleros y fábricas, las tecnologías IIoT son muy prometedoras para una amplia gama de sectores industriales, como la agricultura, la sanidad, los servicios financieros, el comercio minorista y la publicidad. 

De acuerdo con Gartner, un aumento del 30% más en los dispositivos conectados alterará significativamente el funcionamiento de las industrias. Esa afirmación la hemos visto en varias ocasiones, el IoT está sirviendo como un catalizador de cambio. Si dentro del plan de desarrollo de tu planta o corporativo no estás contemplando la automatización de procesos o el uso de productos conectados y sistemas inteligentes te dejamos a continuación las tendencias más apremiantes para IIoT.

La modernización a través de la automatización avanzada y la digitalización seguirá siendo clave para que las empresas mantengan la competitividad dentro del mercado. La digitalización determinará quiénes son los ganadores o perdedores en el rubro industrial. Para el año 2025, el 75% de los datos generados por las empresas en entornos industriales se crearán y procesarán a través de Edge computing, es decir, donde ocurren las conexiones y el intercambio de datos en muchas ocasiones en tiempo real y de manera inalámbrica.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *