Millennials en las ventas: 4 tips para elegirlos, contratarlos y gestionarlos.

En unos 6 años, los millennials van a conformar el 75% de la fuerza laboral. Cómo y por qué deberías integrarlos en tu equipo de ventas.

Cargan con su fama de inestables e incorregibles, pero los millennials van camino a dominar la fuerza laboral y la población de compradores. Para 2025, serán el 75% de los trabajadores del mundo.

Cualquier empresa que pretenda seguir siendo relevante no puede pasar por alto estos datos demográficos. Además, asignarles a estos jóvenes tareas de ventas puede suponer una gran ventaja competitiva. Descubre por qué.

#1. ¿Por qué necesitamos millennials en el equipo de ventas?

Son seguros, entusiastas y amantes de los desafíos. Tienen enormes expectativas, tanto en el plano laboral como en el personal, y son inconformistas por naturaleza.

Suelen ser creativos a la hora de resolver problemas y están empapados de las novedades tecnológicas. Los millennials tienen un gran potencial para las ventas, si sabemos gestionarlos, considerar sus gustos y optimizar sus puntos fuertes.

#2. ¿Cómo elegirlos?

El primer paso vale para reclutar a cualquier persona: preguntarnos qué estamos necesitando. Con un perfil claro en mente será más sencillo dar con el candidato idóneo.

¿Qué deberíamos buscar en el futuro empleado millennial? Un potente olfato para vender y una determinación a alcanzar el éxito. Además, la entrevista laboral debería servir para detectar el carácter del candidato: ¿es confiable? ¿Es una persona con coraje? ¿Es responsable?

#3. ¿Qué roles asignarles?

Esto dependerá del esquema de la compañía pero, en general, algunos puestos clásicos de cualquier equipo de venta son:

  • Representantes de desarrollo de ventas
  • Ejecutivos de cuentas
  • Gerentes de éxito del cliente (Customer Success Managers, en inglés).

El primer rol sería ideal para un millennial con “don de gentes”, hábil para relacionarse. Por otra parte, aquellos jóvenes con profundos conocimientos de marketing y talento para manejar a los clientes pueden ser buenos ejecutivos de cuentas. Y los realmente empáticos y con un sexto sentido para detectar lo que los clientes necesitan serían perfectos Customer Success Managers.

#4. Cómo liderarlos (¡y retenerlos!)

– Descubre lo que realmente los motiva. Los millennials no suelen ser materialistas: difícilmente permanezcan en un lugar de trabajo solo por el sueldo. Buscan empresas flexibles, que compartan sus valores, que les den autonomía y que los ayuden a potenciar sus habilidades. Aprovecha estas cualidades para entrenarlos y desafiarlos a convertirse en sus mejores versiones.

– Ayúdalos a comprender la perspectiva de los clientes mayores. Los jóvenes no tienen la misma visión y aspiraciones que sus predecesores, y si no logran ponerse en los zapatos de estos clientes tampoco tendrán éxito en las ventas.

– Enfócate en los resultados, más que en los horarios. Los millennials no están acostumbrados al esquema rígido de 9 AM a 6 PM de las oficinas tradicionales. Conviene darles objetivos y metas precisas que deban cumplir en ciertos plazos, y dejarlos administrar su tiempo.

– Dales feedback constantemente. Tanto del positivo como del negativo, ya que suelen ser abiertos a la crítica constructiva que los ayude a mejorar.

– Aprovecha sus talentos: pídeles ayuda. Recurre a los más jóvenes de tu equipo de ventas para que compartan sus conocimientos con sus pares mayores, especialmente cuando de nuevas tecnologías y plataformas se trate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *