Software as a Service & PyMEs: cifras de crecimiento

El desarrollo de las nuevas tecnologías ha aumentado las opciones para la digitalización de las pequeñas y medianas empresas. Gracias a los servicios en la nube, las PyMEs disponen de importantes ventajas para acceder a las posibilidades que les ofrecen las TIC y, de esta manera, modernizar y mejorar sus programas de gestión empresarial que pueden contratar bajo la modalidad de Software as a Service (SaaS).

La planificación de la inversión en nuevas tecnologías es una decisión que debe tomarse con un análisis previo. Especialmente en las pequeñas y medianas empresas que tienen recursos limitados y menos margen para equivocarse. Por este motivo, es esencial analizar correctamente las tendencias y elegir la más adecuada.

El modelo Cloud ha tomado mucha popularidad en los últimos tiempos, más aún en época de pandemia y auge del teletrabajo. Muchos expertos lo marcan como el camino a seguir para las compañías, basándose en los beneficios que ofrece. Sin dudas resulta un modelo muy tentador, teniendo en cuenta las demandas que presenta el mercado actual. En un contexto que requiere de ahorrar costos y ofrecer una continua disponibilidad de servicios (ante cualquier eventualidad que pudiese suceder), el modelo SaaS tiene el visto bueno de las compañías.

Con el modelo SaaS, no hay necesidad de configurar el software en un servidor. El despliegue y la configuración de aplicaciones lo realiza el proveedor. Por ello, se reduce el tiempo de tener listas las aplicaciones para el equipo de trabajo.  El equipamiento necesario corre a cargo del proveedor y está incluido en la cuota mensual, por lo que se disminuye considerablemente la necesidad de inversión y de infraestructura al adoptar este modelo. Asimismo, se espera que el gasto en SaaS suponga el 45% del gasto total de software de aplicaciones hacia 2021. 

Por su parte, según IDC, más del 43% de las organizaciones señalan que, en un plazo de cinco años, la mayor parte de su capacidad de TI se entregará a través de servicios de nube pública, y que, dentro de tres años, tendrán acceso a un 78% de los recursos informáticos a través de alguna forma de nube pública, privada o híbrida. En este sentido, la consultora afirma que la adopción de soluciones de Cloud pública se está acelerando debido a su flexibilidad.

La actual demanda hacia los servicios por suscripción llega después de varios años en los que las empresas han empleado modelos verticales de suministro como servicio. Everything-as-a-Service (XaaS) engloba todos estos modelos, así como los procesos de negocio concretos. Da respuesta a la creciente necesidad de disponer de una experiencia cohesionada y en un solo paso que permita a las empresas centrarse en su negocio y no tener que andar preocupándose por la infraestructura y los sistemas subyacentes. Infiniti Research señala que el modelo crecerá a un ritmo anual del 38% entre 2016 y 2020. Aunque la capacidad para personalizar estos servicios es uno de los grandes motores de XaaS, las compañías tienen también otras importantes razones para su adopción. Al proteger las soluciones basadas en servicios en un modelo mensual de pago por uso, tienen más control sobre los costos y liberan capital, y tiempo, para dedicarlos a nuevos productos e iniciativas de servicios con los que pueden llegar a nuevos mercados y territorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *