Tecnología aplicada a RRHH: diferencial que genera valor real para las compañías

El incesante crecimiento de la tecnología obliga a las empresas que desean mantenerse a flote y competir en el mercado a modificar su visión y forma de ver el talento y el éxito, de esta forma es necesario cuestionar sus antiguas prácticas de vigilancia de su personal y revisar cómo evalúan y miden el retorno de inversión que hacen de su capital humano. Para ello es necesario incorporar la tecnología y soluciones empresariales como parte del cambio organizacional, de manera que las empresas se convierten en organizaciones ágiles y flexibles y que su capital humano sea más creativo y eficiente.

En el área de Recursos Humanos actualmente existen un sinfín de herramientas que se apoyan en tecnología, y que han creado una tendencia en las empresas para automatizar y agilizar las diferentes fases en el ciclo de vida de los empleados, desde la contratación, capacitación e integración de personal, hasta los programas de motivación, gestión de proyectos y retención de talento. Es aquí donde nos preguntamos: ¿cómo aunamos tecnología y Recursos Humanos? Podemos hablar en primer lugar del Big Data, como facilitador de un volumen de información para los procesos de selección de personal. Gracias a él podremos conseguir información de los candidatos finalistas (a través de herramientas sociales) y con un software de gestión elaborar los perfiles personales.

De acuerdo con un informe publicado por la red social profesional LinkedIn, un 69% de los profesionales de RRHH, reconoce que capacitar a la fuerza laboral es la principal prioridad dentro de sus organizaciones; y un 27% anticipa un incremento en su presupuesto. Con estos resultados los responsables de recursos humanos tienen que observar en la aparición de las nuevas herramientas tecnológicas, una oportunidad.

Esta oportunidad, que genera un valor real en las empresas al favorecer una mayor integración y flexibilidad, puede garantizar, entre otros, los siguientes beneficios: incremento en la eficacia de las tareas, mejora en la comunicación y la coordinación interna, incremento de la productividad, reducción de costos, mejora en la calidad y reducción del tiempo de respuesta al cliente, y contar con información que fomente la adopción de esquemas de compensación variable que beneficien tanto al empleado como a la empresa.

Todas estas ventajas marcan especialmente la diferencia en el caso de compañías con una gran dispersión geográfica y que comparten una serie de procesos comunes. Hoy en día son muchas las organizaciones de este tipo que deciden armonizar sus políticas de recursos humanos mediante una solución tecnológica global.

Por ejemplo, los chatbots son una tendencia que cae dentro del mundo de la Inteligencia Artificial. Las empresas ya están incorporando chatbots en sus sistemas de recursos humanos, con el objetivo de proveer soluciones y respuestas a diferentes consultas básicas de sus empleados (salarios, vacaciones, beneficios y derechos en general, etc.). Estos chatbots funcionan como plataformas de autoservicio que permiten al personal de recursos humanos concentrarse en responder respuestas a casos específicos, más complejos y preguntas urgentes.

La tecnología ha redefinido por completo el papel de los Recursos Humanos y ha contribuido a que su tarea de garantizar el buen funcionamiento de la organización sea cada vez más eficiente. Si bien Big Data e IA son dos tendencias que acapararan el futuro inmediato de RRHH, Cloud y Machine Learning son otras dos soluciones que pisan fuerte. Las soluciones tecnológicas continuarán colaborando para potenciar el capital humano de las organizaciones, y a su vez reforzarán procesos, logrando así acciones y resultados comunes que se reflejarán en el negocio de las compañías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *