Internet de las cosas: qué es, aparición, aplicaciones e impactos

TOTVS LATAM | 12 septiembre, 2022

La diversidad de aplicaciones del Internet de las Cosas (IoT) ha revolucionado la forma en que nos relacionamos con la tecnología. Gracias a las posibilidades innovadoras que permite, todos los sectores del mercado están experimentando importantes cambios estructurales.

¡Los avances son tantos que mucha gente no se da cuenta de que el IoT está más cerca de lo que parece!

Después de todo, ¿sabe cómo se puede aplicar esta tecnología? Mostraremos aquí cómo surgió el IoT, cómo funciona, cuáles son sus principales impactos en la sociedad y sus mayores aplicaciones en el mundo actual. 

Surgimiento del Internet de las Cosas

En 1999, el experto en tecnología británico Kevin Ashton introdujo el término Internet de las cosas en su charla en Procter & Gamble (P&G). 

Inicialmente, propuso que si las computadoras pudieran saber cosas a través de datos recopilados sin intervención humana, sería posible optimizar muchas actividades rutinarias.

Ha pasado el tiempo y la tecnología ha evolucionado rápidamente en varias áreas que han fomentado la transformación de esta idea en realidad.

Con potentes procesadores, redes inalámbricas y baterías capaces de mantener los microcircuitos durante más tiempo, IoT definitivamente ha entrado en nuestras vidas.

Hemos preparado una línea de tiempo para que entiendas la evolución de IoT, échale un vistazo:

  • 1844: El primer mensaje telegráfico fue enviado desde Washington DC a Baltimore, por Samuel Morse.
  • 1969: ARPANET fue la primera red en implementar el conjunto de protocolos TCP/IP, sirviendo como base para Internet.
  • 1989: Tim Berners Lee crea la World Wide Web.
  • 1990: John Romkey inventó Internet Toaster, una tostadora que se conectaba a Internet: era el primer dispositivo IoT.
  • 1998: El MIT inició el Proyecto Intouch para desarrollar nuevas formas de comunicación interpersonal.
  • 1999: Se crea la identificación por radiofrecuencia (RFID). Es una forma de comunicación inalámbrica utilizada para detectar objetos. Hoy en día, es muy utilizado en la Logística 4.0.
  • 2004: El Internet de las Cosas comienza a aparecer en múltiples plataformas.
  • 2005: La ONU publica el primer informe basado en el Internet de las Cosas.
  • 2008: IoT es reconocido por la Unión Europea y se lleva a cabo la primera conferencia europea de IoT.

Para entender cómo sucedió esto, así es como funciona exactamente.

Cómo funciona IoT

Un dispositivo con tecnología IoT no es más que un dispositivo electrónico que puede comunicarse con otros sistemas a través de una conexión inalámbrica. En otras palabras, el dispositivo es capaz de transmitir datos a una solución digital, de la misma forma que ocurre entre dispositivos conectados a internet.

Imagine, por ejemplo, un sensor de temperatura en una máquina.

Con la tecnología IoT, se puede insertar en lugares de difícil acceso. A través de la red inalámbrica, envía los datos recopilados en tiempo real a un software que los monitorea con alta precisión.

Un sensor inteligente (con tecnología RFID, por ejemplo) también se puede aplicar a las unidades de una mercancía almacenada en su centro de distribución. 

A medida que se mueven los productos, su sistema rastrea las etiquetas con los sensores. Así, es posible saber exactamente dónde están tus productos, mejorando tu control de SKU.

Y estas son solo algunas de las aplicaciones en la industria, un sector que se encuentra entre los más beneficiados por el IoT.

¿Qué camino hacia el Internet de las cosas? 

Pero al fin y al cabo, ¿cómo implementar el Internet de las Cosas en tu empresa? Bueno, hay un camino por recorrer. Esta es una tecnología innovadora, pero requiere una infraestructura compleja de recursos para respaldar su puesta en funcionamiento.

Por supuesto, en la práctica, a menudo ni siquiera tiene que preocuparse por estos elementos. Pero sepa: están ahí, son fundamentales para construir un ecosistema de IoT fuerte. ¿Qué tal conocerlos?

Sensores

Uno de los principales componentes del Internet de las Cosas son los sensores, encargados de recopilar datos del entorno o dispositivo en el que se aplican.

Además, su misión es transformar esta información en datos útiles, susceptibles de ser utilizados por las personas que están detrás del control de la operación.

Vale la pena señalar que, junto con los sensores (que, por supuesto, sirven para medir varios aspectos), están los actuadores, que pueden cambiar las condiciones físicas que generan los datos necesarios.

Un actuador puede apagar la alimentación, ajustar el flujo de aire, cambiar la temperatura de una habitación, aumentar la velocidad de una correa, entre otras innumerables variables.

Conectividad

Cuando hablamos de IoT, estamos hablando esencialmente de una tecnología que requiere una arquitectura de TI de alto nivel.

Hay varias herramientas complejas involucradas, tanto de hardware como de software, que deben trabajar juntas para permitir el mejor funcionamiento del ecosistema.

Además, la inversión en Internet y soluciones de conectividad siempre debe centrarse en la eficiencia, la estabilidad y la latencia de la red, para que el tráfico de datos pueda funcionar sin problemas.

Otro punto relacionado con la conectividad y la infraestructura TI es la seguridad de la información. A medida que los datos fluyen desde varios “rincones” de su operación, no solo necesita protegerlos, sino también asegurarse de que sus dispositivos, sensores y actuadores de IoT no sean puertas de entrada a los ataques cibernéticos.

La estrategia detrás de este movimiento debe abordar todas las brechas potenciales para fortalecer su arquitectura.

Acceso a la nube 

El acceso a la nube es fundamental para que los dispositivos IoT se comuniquen y para que el procesamiento de los datos recopilados se unifique en una única plataforma.

En primer lugar, cuando hablamos del Internet de las Cosas, sin duda nos referimos a un enorme flujo de datos. Almacenar y procesar esta cantidad de información es un desafío cuando la empresa depende de una base de datos local (que tiene sus limitaciones).

La computación en la nube cambia este panorama, ya que se convierte en una forma rentable de acceder, almacenar y procesar datos, escalando los recursos para manejar los picos de demanda cuando sea necesario.

Otro punto que vale la pena mencionar aquí, que está en alza, es Edge Computing.

“ Edge computing ” es una innovación en el campo de la nube, que permite que una parte de los datos recopilados por los dispositivos IoT se procesen en el propio dispositivo o en bases de datos remotas, normalmente más cerca de los dispositivos, en el “borde” de la red. Red. Convencional.

¿Porque es necesario? Los datos de IoT consumen una buena parte del ancho de banda de su red, lo que exige mucho de su centro de datos.

Al reubicar los sistemas de procesamiento y análisis, alivia la carga de su infraestructura de TI.

Con este método, puede preprocesar los datos y generar resultados significativos, controlando así lo que se transmite.

Aprendizaje automático

El aprendizaje automático puede ayudar a su empresa a comprender patrones ocultos en los datos recopilados por los dispositivos IoT mediante el análisis de grandes volúmenes a través de algoritmos sofisticados.

La inferencia de aprendizaje automático puede complementar o reemplazar los procesos manuales con sistemas automatizados para mejorar la operatividad de los procesos críticos.

En la práctica, las empresas combinan el aprendizaje automático con IoT para evolucionar su capacidad predictiva, con el fin de obtener nuevos conocimientos de negocio, así como automatizar procesos y lograr resultados cada vez más eficientes.

Por ejemplo, mediante el aprendizaje automático, una empresa puede automatizar la inspección de calidad de su taller, mejorando el seguimiento de defectos para predecir errores y fallas de acuerdo con patrones recopilados previamente.

Inteligencia artificial (IA)

El siguiente paso en la cadena operativa de una empresa que quiere implementar el Internet de las Cosas es complementarlo con Inteligencia Artificial (o IA).

La IA es la ciencia de entrenar computadoras para emular procesos que requieren inteligencia a través del aprendizaje automático y la automatización.

¿Conoces el ejemplo que mencionamos anteriormente, de automatización de la inspección de calidad? Sin Inteligencia Artificial, la parte de “predecir errores a través del análisis de patrones” probablemente no existiría.

Esto se debe a que la IA permite que las computadoras aprendan de sus experiencias y mejoren automáticamente (y, a menudo, de manera autónoma).

Usando tecnologías basadas en IA, es posible que las máquinas entiendan, traduzcan, analicen e incluso reproduzcan el lenguaje humano.

Todavía pueden analizar y comprender patrones complejos, así como extraer información de grandes cantidades de datos, del aprendizaje profundo.

El impacto de la tecnología en la sociedad.

La optimización de actividades no sólo se da en el mercado, sino que también está muy extendida en el ámbito doméstico y en el conjunto de las ciudades. El bienestar de la población es un foco importante de la tecnología, algo que los gobiernos de todo el mundo ya están aprovechando.

Velocidad

La información es capaz de generar valor, promoviendo una toma de decisiones más efectiva en la rutina operativa. En este sentido, uno de los principales impactos del IoT es la ganancia de velocidad en las transferencias de datos.

A través de conexiones inalámbricas y automatizadas, la intervención humana ya no es el principal vector de recolección y almacenamiento de datos.

No es de extrañar que la gama de aplicaciones de IoT en el comercio minorista y la industria sea tan amplia.

Sin hilo

IoT tiende a reducir el uso de cables y alambres eléctricos, lo que beneficia a las empresas y los usuarios domésticos. La comunicación “over the air” debería adquirir proporciones casi absolutas en los próximos años, al menos para el intercambio de datos.

Es un paso tímido, pero muy importante en el avance tecnológico en general. Después de todo, los cables, aunque muy importantes, son factores limitantes para muchas tecnologías.

Además, hay que tener en cuenta el aspecto de la evolución tecnológica y cómo, cada año, los cables y conexiones quedan más obsoletos, siendo sustituidos por nuevos modelos más capaces.

Con una realidad inalámbrica, es posible prever un avance más igualitario de las soluciones tecnológicas.

7 aplicaciones del Internet de las Cosas

Esta tecnología ya forma parte de nuestra rutina. Poco a poco fue ganando espacio en objetos comunes como relojes, celulares e incluso en nuestra casa. Vea ejemplos de IoT que muestran cómo esta novedad está más cerca de lo que pensamos.

Relojes inteligentes

Uno de los principales ejemplos del internet de las cosas es el reloj inteligente. Conectado al teléfono inteligente a través de IoT, el reloj inteligente se vuelve extremadamente práctico.

Eso es porque no solo optimiza las funciones del celular, sino que también amplía su capacidad. Los sistemas de monitorización de la frecuencia cardíaca y la actividad física son buenos ejemplos de ello.

Casas inteligentes

En los hogares inteligentes, los dispositivos electrónicos se comunican con un teléfono inteligente para permitir que el usuario administre entornos en la palma de su mano.

Refrigeradores inteligentes, sistemas de compras automatizados, televisión e iluminación son solo algunos ejemplos. Para ir más allá, ¡el control se puede hacer a través de un comando de voz!

Coches inteligentes

Los vehículos autónomos son cada vez más inteligentes gracias al IoT. Con la tecnología, pueden comunicarse con su dispositivo móvil e intercambiar datos. 

También pueden optimizar la ruta en tiempo real y promover una conducción más segura y económica.

Sensores industriales

El Internet de las Cosas en la Industria 4.0 y la Industria 5.0 actúa como una de las tecnologías esenciales. A través de sensores implantados en las máquinas, la fábrica se vuelve más inteligente, lo que significa poder gestionar sus propias actividades. 

Los datos recopilados pueden ser enviados al sistema de gestión (ERP), por ejemplo, para que el desempeño de la producción también pueda traer impactos positivos a la gestión de la empresa.

Automatización minorista

El IoT en retail permite la automatización en el negocio, por ejemplo, identificando los momentos de mayor flujo de clientes. También es posible encuestar qué zonas de la tienda son más frecuentadas, conocer mejor al público objetivo, etc.

Para ello se adopta una solución de mapeo de los datos proporcionados por los propios clientes del establecimiento.

Vale la pena señalar que el Internet de las Cosas también permite optimizar la gestión de inventario al monitorear el nivel de productos en los estantes en tiempo real.

Ciudades inteligentes

El concepto de ciudades inteligentes implica la aplicación de tecnologías digitales para mejorar el bienestar de la población. El enfoque siempre debe estar en la demanda específica de esa región, lo que no impide la adopción de estrategias que han tenido éxito en otros lugares.

En Barcelona, ​​por ejemplo, el sistema de recogida de basuras estaba totalmente automatizado y funciona al vacío, ya que las papeleras están interconectadas por una red subterránea.

Tel Aviv, en Israel, a su vez, cuenta con un amplio sistema de seguridad pública. IoT funciona en cámaras inteligentes para mejorar el tiempo de respuesta a los eventos.

Drones

Los drones ya se consideran una parte esencial de los sistemas IoT complejos, especialmente por su tecnología, que les permite realizar vuelos de forma completamente autónoma, basados ​​en algoritmos y programación.

¿Su aplicación? En varios ámbitos, como la construcción civil (ya sea en el seguimiento de obras, o para habilitar otras tecnologías, como los contratos inteligentes) y también en Agricultura 5.0.

En este caso, los drones pueden actuar como sensores móviles, recorriendo la propiedad rural para detectar anomalías o señales de plagas, así como cambios geográficos, conformando el sistema de gestión agroindustrial.

Para darte una idea, la estimación de Gartner apuntaba a un crecimiento del 50 % en las ventas de drones comerciales de 2019 a 2020.

El futuro de Internet: 5G

Si bien el Internet de las Cosas aún se encuentra en su fase de implementación e incluso de experimentación en diversos sectores de la industria, es una tecnología que ya augura una gran revolución con la llegada de la red 5G.

5G es la próxima generación de redes móviles. Por mencionar algunas diferencias con la generación actual, 4G:

Mientras que 4G ofrece velocidades de carga de 7 a 17 mpbs y de 12 a 36 mpbs para descarga, 5G puede ofrecer velocidades entre 15 y 30 gbps, reduciendo así la latencia y ampliando el horizonte de conexiones de dispositivos.

¿Qué impacto tiene esto en el Internet de las Cosas? Bueno en todo! Hablamos de una tecnología capaz de transformar la forma en que se comportan y funcionan los dispositivos IoT.

Incluso los ecosistemas que ahora se consideran complejos, como las ciudades inteligentes, tendrán mucho espacio para automatizar los servicios públicos con miles de dispositivos conectados y activos simultáneamente.

Entre los principales beneficios del 5G para el Internet de las Cosas podemos destacar:

  • Mayores velocidades de conexión, lo que hace que el tráfico de datos sea más rápido;
  • Red más resiliente, para crear conexiones más estables y confiables;
  • Mayor capacidad de control de los sistemas IoT, ya que los datos serán leídos utilizando información recopilada y procesada en tiempo real.

Principales sectores beneficiados por el Internet de las Cosas

Ahora bien, ¿dónde impactará más el IoT? En general, todos los sectores del mercado. Sin embargo, es posible señalar algunas áreas en las que la tecnología ya está actuando para mejorar los resultados, ¡échale un vistazo!

Venta minorista

Con el Internet de las cosas, los minoristas pueden realizar un control de inventario más eficiente, mejorando no solo los procesos internos, sino también impactando de manera efectiva en la experiencia del cliente.

Así, reducen costos de operación, complacen a los clientes y se colocan al frente de la disputa con la competencia.

Es algo que puede suceder en diferentes tipos de comercio minorista, desde grandes tiendas cash and carry hasta supermercados enfocados en una región específica de la ciudad.

Los estantes equipados con etiquetas RFID pueden enviar información a la plataforma IoT para actualizar las existencias de cada artículo, lo que permite una mejor gestión del punto de venta.

Educación

En Educación, el Internet de las Cosas permite mejorar la gestión educativa, conectando no solo a los actores del proceso educativo (docentes, directores, padres y alumnos), sino a los entornos y recursos que utilizan en su jornada docente (aulas, laboratorios, software, etc.).

Además, existe la capacidad de recopilar datos en tiempo real, lo que permite a la institución realizar un seguimiento más preciso del progreso de cada estudiante.

Así, es posible ofrecer una enseñanza más valiosa, a través de una metodología activa que explora con precisión las debilidades de cada individuo.

Salud                  

La industria de la salud ya ha comenzado a hacer uso de las tecnologías IoT.

En este ámbito, el uso de los recursos del Internet de las Cosas ya impacta en varios procedimientos y tratamientos, incluidas las intervenciones quirúrgicas, pero sobre todo en el seguimiento de la salud de los pacientes en tiempo real.

Así, es posible realizar un mejor diagnóstico y tratamiento de los síntomas, así como mejorar el mantenimiento de las máquinas y dispositivos utilizados para los procedimientos.

La sanidad hiperconectada es una necesidad en un sector cada vez más competitivo y exigente, que exige una toma de decisiones rápida, pero extremadamente acertada, sin margen de maniobra.

Judicial 

Los impactos de IoT en el poder judicial, así como en los bufetes de abogados, son innumerables, aunque son difíciles de mapear. Sin embargo, la promesa es de mucho progreso.

Con la digitalización de varios procesos, será posible avanzar en el terriblemente lento proceso judicial brasileño, aumentando la eficiencia en la resolución de casos y el cierre de casos abiertos.

Para los despachos de abogados, el Internet de las Cosas podría significar una nueva realidad en el trabajo remoto, que permite a los empleados realizar su trabajo con la mayor calidad posible desde cualquier lugar.

Todo ello con acceso a documentos, actas, informes y demás archivos en formato digital.

Construcción 

El sector de la Construcción Civil tiene mucho que aprovechar del Internet de las Cosas, especialmente en las etapas de diseño de un proyecto, así como en el seguimiento del proceso de construcción.

Con el uso de drones, sensores y actuadores, será posible automatizar y hacer más eficiente el proceso de monitoreo de la construcción.

Es algo que impacta no solo en la responsabilidad del cliente, sino que también puede incentivar el uso de tecnologías innovadoras, como los contratos inteligentes.

Esta herramienta tecnológica es un contrato blockchain, que puede tener múltiples aplicaciones. Por ejemplo, imagina que hay una cláusula en la construcción de un edificio que, después de construir el 75%, se cobrará una tarifa a los compradores de los apartamentos.

Con el uso de drones y sensores IoT, es posible rastrear con precisión el progreso del trabajo. Una vez que se detecta el 75%, la información se envía digitalmente y, a través de la cadena de bloques, activa la cláusula de forma automática.

Internet de las cosas y seguridad

Con el Internet de las Cosas, veremos una mejora significativa en temas de seguridad, ya sea digital o incluso relacionada con la seguridad laboral.

Los empleados que trabajen en ambientes de riesgo, como obras de construcción, plantas y minas, estarán siempre acompañados de dispositivos capaces de leer sus condiciones (latidos cardíacos, presión arterial, etc.), facilitando el rescate en los casos en que sea necesario actuar.

Lo mismo se puede aplicar a la protección del medio ambiente, permitiendo una lectura aproximada (junto con las ya poderosas tecnologías satelitales) para actuar a tiempo frente a desastres naturales como los incendios.

Tecnología para las personas

Como ves, las aplicaciones del Internet de las Cosas son muchas.

Desde la integración de datos corporativos en el sistema de gestión (ERP) hasta el uso doméstico, los beneficios son muchos.

Por eso, invierte en la modernización de tu infraestructura tecnológica y logra cada vez mejores resultados en tu empresa.

Una forma de comenzar esta revolución es mirar dentro de su negocio e identificar los procesos que aprovecharían un poco de tecnología.

En este caso, la gestión administrativa de la empresa y sus sectores es una de las que más necesitan soluciones eficaces. Después de todo, a medida que su negocio crece, se vuelve imposible tener todo a mano o en una hoja de cálculo.

Además, los sistemas muy básicos no cumplen con las expectativas. Por el contrario, su empresa necesita un sistema de gestión a la altura y que allane el camino para la implementación de innovaciones como IoT.

Entonces, ¿qué tal saber más sobre los ERP de TOTVS?

Los sistemas desarrollados por la mayor empresa de tecnología de Brasil hacen que su operación sea más eficiente, flexible y totalmente integrada. ¡Integre sectores, estandarice procesos, unifique la recolección y el procesamiento de datos, lleve todo el potencial de los ERP TOTVS a su operación ahora mismo!

Conclusión

No cabe duda de que el Internet de las Cosas transformará nuestras vidas en muy poco tiempo.

Impulsado por otras innovaciones como la IA, el aprendizaje automático y 5G, es probable que veamos soluciones que alcanzan otro nivel a medida que las utilizan las personas y las empresas.

¿Y tu empresa está preparada para esta realidad? Recuerda que toda esta revolución comienza con un paso: ajustar la gestión de tu negocio.

Con TOTVS ERPs puedes automatizar procesos e integrar sectores. ¿Qué tal probarlo?

Ahora que sabe todo sobre IoT, aproveche la oportunidad para conocer cómo soluciones como esta pueden ayudar a su empresa. 

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para fornecer os recursos e serviços oferecidos em nosso site para melhorar a experência do usuário. Ao continuar navegando neste site, você concorda com o uso destes cookies. Leia nossa Política de Cookies para saber mais.