Industria 4.0: el impacto en las empresas y la sociedad

TOTVS LATAM | 23 diciembre, 2021

Uno de los puntos de los que más se habla en lo que respecta a la gestión y la automatización es la industria 4.0, también llamada la Cuarta Revolución Industrial. Para contextualizar este tema, es necesario mencionar que la Primera Revolución Industrial ocurrió hace más de 200 años y fue considerada un hito histórico para la humanidad.

Industria 4.0 tuvo su primera mención pública en 2011 en Hannover. Se basa en un complejo tecnológico con el objetivo de automatizar los métodos industriales a través de conceptos de transformación digital como la computación en la nube o el Internet de las cosas. En otras palabras, el enfoque aquí está en las fábricas inteligentes, que hacen que los procesos de producción sean autónomos, eficientes y personalizables.

Este concepto, entonces, surgió para transformar la vida de las personas, a través del crecimiento económico, la generación de empleo calificado y un aumento de la calidad de vida.

Sin embargo, es necesario analizar cuáles son los impactos de la Industria 4.0 y cómo puede cambiar las relaciones, tanto comerciales como personales, en el mundo globalizado. Promete revolucionar la forma en que se desarrollan los procesos industriales. Por tanto, es necesario saber afrontar con precisión esta realidad que ya forma parte del futuro de la humanidad.

Con eso en mente, hemos preparado esta guía para que puedas comprender exactamente cuáles serán las consecuencias de la Industria 4.0 en la sociedad y en el entorno empresarial. ¡Échale un vistazo ahora!

El futuro de las industrias

La Cuarta Revolución Industrial refuerza la idea de que la cadena de producción también es susceptible de automatización y digitalización. De la misma manera que, antes, la Primera Revolución Industrial demostró una perspectiva de cambio en el modelo productivo, hoy en día la Industria 4.0 también lo brinda, pero en diferentes puntos de vista.

La sociedad exige que las empresas trabajen de forma más sencilla, ágil y optimizada, y algunos segmentos ya apuntan en esa dirección. Uno de los mayores impactos de todo esto está relacionado con el mercado laboral y la oferta de mano de obra disponible.

Si, por un lado, las industrias necesitan incrementar su eficiencia para ser competitivas con los negocios globales, por otro lado, es posible enfrentar el riesgo de desempleo que ya existe con la automatización industrial. Por tanto, es importante preservar el capital intelectual de las empresas. ¿Pero cómo hacer esto?

La respuesta es simple, pero requiere algunos desafíos para su correcta implementación. En este caso, la opción más viable sería invertir en desarrollo profesional, incluso en Brasil, por ejemplo, donde aún existe un retraso en la formación efectiva de personas en el área de tecnología digital.

Actualmente, muchos de los cursos, como la educación superior y los cursos técnicos, aún enfrentan varios desafíos a la hora de preparar a la población para el mercado laboral, especialmente cuando la asignatura es industria 4.0.

Estos profesionales necesitan poder trabajar codo con codo con la automatización y la Inteligencia Artificial, y no solo con los modelos de equipos que aún forman parte de la Tercera Revolución Industrial.

Por lo tanto, debe haber una preparación eficaz para la nueva era. La formación de una fuerza laboral calificada es fundamental para el futuro de la automatización. Los profesionales deben estar al día con las tecnologías y crear una combinación de experiencias con máquinas y conocimientos.

Hay una necesidad urgente de cambios en la formación técnica y profesional, para que sea factible equilibrar, en primer plano, las actividades repetitivas – que pueden ser manejadas por la automatización – con el capital intelectual – que requieren la intervención humana.

Por lo tanto, para que Brasil pueda competir en pie de igualdad con países como Alemania y Estados Unidos, que ya se adelantaron en la nueva revolución, la industria nacional debe adherirse a esta transformación digital y tener una integración total de todos sus procesos. . Es necesario ser audaz en el desarrollo para que el país alcance los impactos de la industria 4.0 y sepa cómo enfrentarlos.

El papel de la transformación digital en la industria 4.0

Uno de los factores que causa grandes impactos en la Industria 4.0 es la tecnología que incorporó y cambió el día a día del sector industrial.

Esta metodología pasó a formar parte del nuevo concepto de revolución y desarrolló nuevas formas y estructuras socioeconómicas, institucionales, conductuales y culturales, además de la cuestión humana.

Así, el mundo físico y el digital confluyen, aglutinando también el área biológica. Esta fusión de factores humanos y tecnológicos es lo que se denomina transformación digital.

Los nuevos enfoques, comportamientos y comportamientos de los usuarios se consideran la base para generar ideas y estrategias.

Todo ello actúa en la creación de productos y servicios orientados a promover nuevas experiencias de relación. Se abrieron barreras de comunicación y el objetivo se convirtió en la relación entre las empresas y el público objetivo.

La gran cantidad de datos y soluciones creadas especialmente para el público consumidor promueve un conocimiento detallado y facilitado sobre bienes y servicios.

Esto requiere que las empresas en la era digital optimicen continuamente su relación con sus clientes para preservar su ventaja competitiva.

Además, mantener la atención de los consumidores hace que las empresas obtengan información sobre las rutinas, preferencias y actitudes del público.

De esta manera, las empresas pueden idear métodos que mantengan la constancia de su marca y una presencia en línea efectiva para generar compromiso.

De esta forma, no basta con ser encontrado, hay que ser recordado por la capacidad de posibilitar una gran experiencia de consumo.

Desde esta perspectiva de adaptación progresiva del comportamiento del cliente, las empresas en la era digital tienen el reto de cambiar para permanecer en el mercado y satisfacer a sus consumidores. Comprender los cambios del mercado es esencial para comprender la importancia de la transformación digital.

Algunos estudios muestran que, para 2025, el 40% de las empresas tradicionales pueden dejar de existir debido a su incapacidad para alinearse con la era digital, independientemente de su modelo de negocio o tamaño.

Desde este punto de vista, el avance del pensamiento digital es vital para asegurar la supervivencia y adaptación de las empresas a las estructuras del mercado, lo que implica nuevas formas de gestionar bienes, proyectos, equipos y personas.

La empresa debe involucrarse plenamente para permitir que el proceso de transformación digital sea continuo, abarcando la adaptación de la cultura de la empresa a las nuevas tecnologías.

Las habilidades para la progresión del pensamiento digital empresarial deben basarse en factores culturales, de procedimiento y humanos. No se trata solo de elegir nuevas tecnologías o automatizar procesos, sino de un cambio considerable en la forma de pensar y en los conceptos de la empresa y su gente.

Cuanto más rápido comprendan las personas los impactos de la industria 4.0, más efectivas serán las acciones de transformación digital en el mundo empresarial.

Para que esto se aplique a los negocios, permitiendo nuevas posibilidades y brindando opciones de innovación y mejores resultados, se deben implementar algunas prácticas:

  • Mantener integradas las diferentes áreas de la empresa, para brindar colaboración y equilibrio de actividades;
  • Permitir un acceso simplificado a la información, optando por prácticas de comunicación amplias y rápidas;
  • Adoptar métodos de seguimiento del desempeño y toma de decisiones basados ​​en información;
  • Fomentar la exploración de nuevas ideas y permitir que los sectores empresariales tengan autonomía para probar, mejorar y escalar la innovación;
  • Investigar sobre tecnologías digitales que se encuentren en evidencia, para aprovechar los mecanismos de apoyo a la gestión y toma de decisiones ;
  • Crear hábitos de aprendizaje y actualización constante, con el fin de optimizar y generar un mayor compromiso de los involucrados;
  • Invertir en la optimización y automatización de los métodos operativos internos, con el fin de estructurar una base de trabajo más eficaz.

Así, a pesar de los beneficios y la amplia difusión de los conceptos de la era digital, a la mayoría de las empresas aún les resulta complicado llevar a cabo una planificación eficiente para la inclusión de la transformación digital en esta Cuarta Revolución Industrial.

La era digital está pasando ahora y sus consecuencias ya se están sintiendo en todos los segmentos económicos. Por lo tanto, las empresas que solo están observando los efectos de estos cambios ciertamente se volverán obsoletas en un corto período de tiempo.

Cabe destacar que las ventajas que trae esta transformación pueden ser adquiridas por empresas de cualquier ámbito que se presten a desarrollar mecanismos y culturas que absorban estos beneficios.

Comprender los impactos de la industria 4.0

Como ya se mencionó, la Cuarta Revolución Industrial ha cambiado la forma en que las personas viven, trabajan y se comunican. Gobierno, sociedad, industria, salud, todo se está remodelando.

Por tanto, es necesario adaptarse a los cambios y aplicar correctamente lo que puede ser más beneficioso para tu vida diaria. Vea a continuación algunos impactos de la industria 4.0 en diferentes segmentos.

En la sociedad

Es importante mencionar que los cambios derivados de la Industria 4.0 no solo ocurren dentro de las fábricas. Las revoluciones anteriores fueron una reunión de políticas gubernamentales de varios países sobre el uso de tecnologías.

Actualmente se está produciendo un cambio importante. Antes, la industria guiaba el comportamiento de la sociedad, dictaba tendencias. Sin embargo, hoy en día son las personas y la sociedad las que influyen en el sector industrial. Esto termina obligando a las industrias a reinventarse y adaptarse a esta nueva era de mercado.

Por tanto, la tecnología juega un papel muy importante, ya que es la base de estos cambios. Lo que se ve es un cambio profundo en las relaciones con los consumidores, y el punto clave es la integración y la colaboración como principios para las nuevas tendencias del mercado. Todo esto está conectando y siendo parte del ecosistema industrial de la era 4.0.

Así, se observan varios beneficios en esta nueva era, como la producción más limpia en la industria, ya que las empresas están tomando en cuenta la producción de bienes y servicios que cumplen con los requisitos de sostenibilidad.

Dependiendo del artículo, si no se usa, se puede reutilizar. Por otro lado, la energía y el trabajo no se pueden reutilizar. Entonces, es importante que el consumo de la sociedad sea más consciente.

Es posible notar, en las últimas décadas, que se ha producido un proceso de desindustrialización de algunos países europeos y la fuerte industrialización de los países asiáticos, motivados por el modelo de producción a escala. Entonces se trata de una pregunta muy interesante.

En todo el planeta, el sector industrial debe repensar su forma de operar. Una de las peculiaridades de la Industria 4.0 es que ya no se fabricará como antes. La producción, en su conjunto, se basará en una escala menor y de forma personalizada, explorando bien la tecnología y satisfaciendo las necesidades de la sociedad.

En los negocios

Según una encuesta global de Deloitte, hubo un diálogo con 1.600 ejecutivos en 19 países, incluidos 102 brasileños, sobre las perspectivas de los impactos de la industria 4.0.

Alrededor del 39% de los encuestados en Brasil dijo que los medios tecnológicos son capaces de promover un diferencial competitivo, mientras que el 42% cree que es capaz de generar una gran movilización en la cadena de operaciones.

Este estudio también señala que el 87% del total de estos directivos cree que la nueva configuración industrial debe ofrecer ventajas al mercado empresarial y a la población con igualdad social y estabilidad económica.

Así, se estipula que la tendencia de la Industria 4.0 es extenderse por todo el planeta en unos años. Como resultado, uno de los principales impactos será la aparición de nuevas formas de negocio.

Entre los resultados se encuentra el cambio en los métodos de trabajo, con el uso de sistemas y sensores inteligentes. En este contexto, el software rígido y centralizado acaba dando paso a los mecanismos de Inteligencia Artificial y comunicación entre máquinas (M2M).

Además, las fábricas inteligentes pueden dedicarse a la producción de artículos teniendo en cuenta las necesidades y deseos de cada consumidor y, a través de esta personalización, asegurar una mayor satisfacción y fidelización de cada cliente.

Los impactos también se notarán en las relaciones laborales y las habilidades que se esperan de los profesionales. Entre las principales habilidades requeridas se encuentran la creatividad, la multidisciplinar edad y la capacidad de innovar.

En el trabajo

Uno de los principales impactos de la industria 4.0 está relacionado con el trabajo. Hay una fuerte disminución tanto de los trabajos como de las actividades manuales y repetitivas.

El modelo de fábrica como se le conoce está cambiando. Los trabajadores tendrán un papel más estratégico, centrado en el conocimiento técnico. Los roles en la empresa tienden a ser más flexibles, ya que habrá máquinas y sistemas más inteligentes.

Por lo tanto, si bien varias funciones tienden a terminar, sin duda surgirán otras. Un estudio del Boston Consulting Group (BCG) Man and Machine in Industry 4.0: How Will Technology Transform the Industrial Workforce Through 2025 dice que hay una tendencia de un aumento del 6% en el número de puestos de trabajo para 2025 en Alemania, por ejemplo.

Desde esta perspectiva, como dice la encuesta, se espera un aumento de la demanda en el sector de tecnologías de la información.

De esta forma, de todo esto pueden surgir nuevas especializaciones. Trabajar con información, por ejemplo, conducirá a una mayor demanda de personas capacitadas en análisis de datos. Asimismo, el diseño actuará en la creación de nuevas interfaces para relacionar humanos y máquinas.

En Latinoamérica

Con la agitación del desarrollo económico y político y las nuevas tecnologías, desde la década de 1990, han surgido nuevas demandas para resolver problemas que están vinculados a la economía, el mercado y la relación entre el comportamiento y el mundo del trabajo.

La industria mundial ha ido avanzando y este escenario exige de los gerentes la capacidad de optimizar las operaciones con un enfoque en el tiempo real. Esto termina reflejándose en el país y estimula actualizaciones administrativas y políticas relacionadas con los impactos de la industria 4.0 en el escenario nacional.

Actualmente, lo que se ve es la Cuarta Revolución Industrial como una realidad. Este concepto hace que las máquinas y los componentes inteligentes se comuniquen entre sí, con una mínima intervención humana. Así, la inminente transformación de las empresas latinoamericanas está relacionada con el ajuste y alineación con la industria 4.0.

Al fin y al cabo, esta nueva metodología industrial engloba las principales innovaciones tecnológicas en las áreas de automatización, control y tecnologías de la información, aplicadas a los mecanismos de fabricación. Es decir, a través de tecnologías como Internet de las Cosas, Internet de los Servicios, entre otras, los procesos productivos se vuelven mucho más eficientes, autónomos y personalizables.

Con la conexión de máquinas y sistemas, las empresas brasileñas podrán crear redes inteligentes a lo largo de toda la cadena de producción, teniendo así un control efectivo de los módulos de producción, todo de manera autónoma.

Las fábricas inteligentes tendrán la capacidad de predecir errores, cortes e interrupciones, y podrán adaptarse a los requisitos y cambios no planificados en todas las operaciones.

Esto significa que la sociedad se encuentra en un nuevo período dentro del ámbito de las grandes revoluciones industriales. Con las fábricas inteligentes, se producirán varios cambios en la forma en que se crearán los bienes, lo que afectará a diferentes sectores del mercado.

En poco tiempo, los operadores, equipos, máquinas y materias primas se comunicarán en tiempo real a través de Internet. Los métodos de producción se pueden llevar a cabo utilizando únicamente medios digitales en una fábrica inteligente, donde el operador tendrá acceso a la monitorización remota con datos en tiempo real.

Principales oportunidades con Industria 4.0

El crecimiento de nuevas tecnologías, como IoT, Big Data, fabricación aditiva y otras, sienta las bases para la Industria 4.0. Y con ello, hay una serie de cambios que provocan cambios en la forma de ver cómo funciona una industria y el proceso que hace que un artículo llegue al cliente. Vea a continuación las principales oportunidades de este nuevo concepto.

Aumento de la productividad

Son varias las preocupaciones de quienes trabajan en el área industrial: ahorrar recursos, aumentar la rentabilidad, reducir el desperdicio, automatizar para predecir errores y retrasos, digitalizar los flujos que se producían en papel, acelerar la producción para trabajar de acuerdo con la cadena de valor, intervenir rápidamente en situaciones de fallas de producción, entre otros.

Así, una inversión efectiva es necesaria para que el sector industrial pueda operar correctamente sus procesos orientados a la tecnología, logística, almacenamiento, etc., con el fin de mantener la competitividad en el mercado actual.

Escaneo de mercancías

Anteriormente, un buen automóvil era aquel que consumía menos combustible brindando mayor comodidad. Actualmente, esto solo no es suficiente.

Los automóviles más recientes, por ejemplo, ofrecen la mejor ruta en un panel multimedia, se conectan con el celular, advierten si no hay cinturón de seguridad e incluso ofrecen opciones vía comando de voz.

Todo esto es parte del proceso de integración donde todos los elementos que existen se pueden conectar digitalmente. Por lo tanto, la industria 4.0 está ganando cada vez más espacio y esto es solo el comienzo de esta revolución.

Datos que moldean los productos

La forma en que las personas usan los productos hoy en día sugiere a los empresarios cómo será el futuro. La información producida con cada uso, que va desde cómo conduce, duerme, mira televisión o hace ejercicio, describe los artículos que estarán disponibles en los estantes.

El efecto de esto es que la nueva mercancía se inspirará en el uso actual del cliente de los productos que tiene, en un enfoque de ingeniería y diseño totalmente orientado al cliente.

Pronóstico de líneas de producción

El uso de datos ofrece una amplia gama de oportunidades para optimizar la eficiencia de una industria.

En el momento en que Sakishi Toyada creó el sistema de producción de Toyota, también influyó en un nuevo comportamiento para abordar los problemas de la línea de producción: los 5 porqués.

Desde esta perspectiva, todos los problemas se verificaron después del evento, hasta que se encontró la causa raíz. Sin embargo, durante este período de tiempo, siempre hubo desperdicio, riesgos de empañar la imagen de la marca y pedidos que se rescindieron, por ejemplo.

Si todo el sistema industrial está conectado y con monitoreo activo, es posible programar alertas, dar soporte a las máquinas ante errores y también analizarlas en tiempo real e identificar fallas rápidamente.

Con esto, surge la posibilidad de que los gerentes creen servicios de mantenimiento inteligentes para la adecuada prevención de estos problemas en las líneas de producción.

Personalización a gran escala

El alto nivel de personalización es también uno de los cambios que afectarán a la Industria 4.0. Por ejemplo: en un momento, tener algunos colores disponibles de la misma zapatilla era suficiente. Sin embargo, con la nueva forma de consumo, la personalización es una pieza clave.

Una evolución de esto es la capacidad del cliente para relacionarse con la marca y la línea de producción, utilizando plataformas digitales para personalizar los artículos, reduciendo así la distancia entre la producción y la entrega.

Finalmente, en los próximos años, estas tecnologías sin duda se incorporarán más a la vida cotidiana de las personas. Los impactos de la industria 4.0 ya son una realidad, pero queda un largo camino por recorrer antes de que se consolide y se convierta en parte del día a día común de los consumidores.

Es fundamental reconocer y gestionar sus impactos potenciales y saber exactamente cómo construir mejor los valores positivos que esta tecnología ofrece a la humanidad.

industria 4.0 innovación tecnologia

Usamos cookies para fornecer os recursos e serviços oferecidos em nosso site para melhorar a experência do usuário. Ao continuar navegando neste site, você concorda com o uso destes cookies. Leia nossa Política de Cookies para saber mais.